Aroa Moreno.com Menu

Permalink:

Hoy es uno de esos días en los que dices…

En esta sociedad consumista en la que vivimos tenemos días especiales para todo. Días en los que recordamos y conmemoramos.

Tenemos el día de los enamorados, el día de reyes, el día de la madre y del padre, hace poco vi también el día de la abuela, tenemos santos para todo el mundo, cumpleaños… todo tipo de celebraciones para decir a esas personas que nos acordamos de ellas.

Hay que reconocer que a todo el mundo nos gusta recibir una felicitación y un regalo en esos días especiales, porque el que diga que no, es un hipócrita. Pero ¿por qué nos tenemos que limitar a esos días? Yo creo que si quieres a esa persona, cualquier día es especial y bonito para decirle lo que sientes y agradecerle que esté presente en tu vida.

No hace falta que le hagas un regalo y mucho menos una fiesta de celebración. Pero hazle saber lo que sientes y verás lo feliz que le haces. Y lo bien que te vas a sentir tú.

Os estaréis preguntando por qué estoy así de sensible. Pues es muy sencillo.

El 31 de Agosto ha sido el cumpleaños de mi madre y no he podido estar con ella por temas de trabajo. Ella vive en Cantabria y yo en Madrid, y la verdad es que la he echado mucho de menos, y siento enormemente no haberla podido dar un beso y cantarla el cumpleaños feliz en persona y con una tarta. La distancia es una mierda en estos temas.

Además desde que vivo lejos de ella me pierdo muchos momentos especiales a su lado, y no quiero dejar pasar la mínima oportunidad para decirla lo que significa para mí.

Quiero que sepa que es la mujer más importante de mi vida. Es, junto con mi fallecida abuela, el pilar sobre el que sustento toda mi existencia. Y si estoy aquí, lejos de casa, es porque ella me animó a seguir mi sueño. Ella ha renunciado a muchas cosas para que yo sea feliz, y creo que debe de pensar que no me doy cuenta o que no lo valoro. Pero para nada es así. Sé perfectamente los esfuerzos sobrehumanos que ha hecho y sigue haciendo para sacarme adelante.

Por suerte o por desgracia la vida le ha dado muchos golpes, pero los ha superado y sigue de pie. Es la mejor luchadora y corredora de fondo que he conocido nunca. Por muy difícil que se le ponga el camino al final lo consigue terminar con éxito.

También quiero decirle que aunque esté a 500km de su lado, nunca estará sola, porque estoy a con ella en cada momento y que siempre que me necesité volaré hasta allí para darle mi apoyo y mi cariño.

Y vosotros no perdáis la oportunidad de decirles a vuestras madres lo que sentís. Ellas son mujeres que parecen muy fuertes e independientes, pero necesitan sentir el calor y el amor de sus hijos. Pensad que son seres humanos, y que va a llegar el día en el que no estarán ahí.

Yo no pierdo la oportunidad de decirte que te quiero mamá. Que gracias por estar conmigo en las buenas, en las malas y en las regulares. Eres la única persona que no me ha fallado  y que si m enfado a veces contigo no me lo tengas en cuenta, es por el exceso de confianza que tenemos. Lo siento pero no vas a poder remediarlo.

Gracias por ser mi mejor amiga, mi confidente y mi gran apoyo, pero sobre todo, gracias por ser mi MADRE.

Ayer, hoy y siempre. Mamá.

 

 

@Aroa_Moreno

  • merche

    Cada dia mi niña “AROA” me hace mas feliz y me siento mas orgullosa de ella, es una personita que pone alegria en donde este, en mi corazon lo hace cada dia desde aquel bendito 16 julio que vi por primera vez sus ojazos.Alguna madre que se precie de ello podria negar a su hija que cumpla o que intente un sueño, pues no, y no tienes que agradecer nada de nada. Gracias a ti mi vida por estar siempre cuando necesito una palabra de cariño o de animo.
    Te adoro mi niña.

  • Elena Corzo Travieso

    Aroa, yo también soy madre como la tuya, tambien tengo un hijo a 500 km de distancia que se fué para cumplir su sueño, también he renunciado a muchas cosas para que volara, he intentado ser su apoyo y su pilar, nunca sabré si lo he conseguido (los chicos son más cerrados a hablar que nosotras, somo cotorras y los sentimientos no nos duele expresarlos) pero como madre puedo decirte lo que les digo a ellos siempre “soy tu madre hasta que te mueras tú, porque aunque yo me muera seguiré siéndolo”, puedo asegurarte que por mucho que te enfades con ella, por mucho que a veces le digas cosas que sientes, a nosotras nos duele sí, pero con un beso o un abrazo o en tu caso unas palabras cariñosas, todo eso se olvida, ¿se perdona? lo que no se recuerda no tiene que olvidarse porque deja de existir. Quédate tranquila que tu madre sabe de sobra lo que sientes, aunque decirlo siempre es agradable oírlo, porque ¿a quien no le gusta que le regalen el oído? jajja. un beso cielo.

  • Thanks for leaving a comment, please keep it clean. HTML allowed is strong, code and a href.